Ciencia y Tecnologia
09.05.2013

Investigadores brasileños probar la eficacia y seguridad de 20 plantas medicinales

El objetivo de la investigación es ampliar las opciones disponibles en las plantas medicinales nacionales de interés para el SUS

Foto: USGS
Imagen del mangle que mostró resultados prometedores contra enfermedades como úlceras, inflamación y diabetes.
Imagen del mangle que mostró resultados prometedores contra enfermedades como úlceras, inflamación y diabetes.

La investigación en curso en la Universidade Estadual Paulista (UNESP) busca evaluar la seguridad y eficacia de los extractos de 20 plantas medicinales para tratar enfermedades como úlceras, colitis, enfermedad inflamatoria intestinal, dolor crónico, inflamación, cáncer y diabetes.

En la primera fase de trabajo, coordinado por Wagner Vilegas se extrajeron los principios activos presentes en la especie. Las moléculas se han aislado y caracterizado su estructura. A continuación, se realizaron experimentos in vitro y en roedores para evaluar la acción terapéutica y los posibles efectos adversos.

El propósito de la investigación, Vilegas acuerdo, es ampliar las opciones disponibles en las plantas medicinales nacionales de interés para el Sistema Nacional de Salud (Renisus). Publicado en 2009 por el Ministerio de Salud, esta lista ofrece 71 plantas con potencial para generar productos de interés para la salud pública.

A partir de los experimentos, el equipo de investigación seleccionó extractos de las seis especies más prometedoras para una mayor investigación.

El Serjania marginata y Machaerium hirtum demostraron acción gastroprotector, analgésica y anti-inflamatoria, sin mutágenas o tóxicas. Ya un mangle y Hymenaea stigonocarpa mostraron potencial terapéutico para el tratamiento de la enfermedad inflamatoria del intestino. La especie Myrcia bella y Bauhinia holophylla muestran resultados experimentales prometedores para el tratamiento de la diabetes.

"Tenemos la intención de investigar más a fondo los mecanismos de acción de los principios activos presentes en estas especies. Sería interesante descubrir un mecanismo de acción diferente a los encontrados en los medicamentos que ya están en el mercado", dijo el coordinador.

En la siguiente etapa de la investigación se llevará a cabo para evaluar si los cambios geográficos y estacionales en los extractos de la especie, es decir, la cantidad de ingredientes activos varía según la ubicación en la que se cultiva la planta, o en función del tiempo el año en que fue extraído.

"Estamos haciendo el cultivo a campo de estas especies, por lo tanto, para producir extractos estandarizados, es importante evaluar si el plan ofrece materia prima para la producción de medicamentos a base de hierbas en cantidad suficiente durante todo el año. Si usted no puede mantener la regularidad de alimentación no se enciende en productos a base de hierbas viables ", dijo Wagner Vilegas.

Con información de UNESP

Fuente: Isaude.net