Salud Publica
11.06.2012

El uso indiscriminado de antibióticos aumenta el riesgo de superbacteria, dice que el cuerpo

Cifras de la OMS indican 440.000 casos de tuberculosis resistente reportados en todo el mundo cada año, además de alrededor de 150 000 muertes

El uso indiscriminado de medicamentos, especialmente antibióticos, aumenta considerablemente el riesgo de casos de súper microorganismos más resistentes a los tratamientos disponibles. La alerta es el director de la Sociedad Brasileña de Enfermedades Infecciosas, Marcos Antonio Cirilo.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que 440 000 casos de tuberculosis multirresistente son reportados cada año en todo el mundo, además de alrededor de 150 000 muertes por infecciones superbug.

También hay un hospital libre. Lógico que un hospital grande y de alta complejidad o de un hospital universitario con camas múltiples en la UCI [unidad de cuidados intensivos] los pacientes con cirugías internas y complicados son el tipo de lugar que pueden ser bacterias más resistentes. Sin embargo, ningún hospital o asilo de ancianos con una larga estancia está libre de ella, no Cirilo.

Para las enfermedades infecciosas, el uso indiscriminado de antibióticos conjuntos, en cierto sentido, un problema cultural, ya que el profesional de la salud se siente más segura para prescribir el fármaco. Él piensa que está haciendo el bien para el paciente, pero varios factores se deben tener en cuenta al realizar un programa de prevención, así como directrices para el uso de antibióticos, reforzada.

En un intento por contener los casos SuperBug en Brasil, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) ha determinado que la venta de antibióticos sólo se puede hacer con la presentación de dos copias de la receta. El objetivo, según el gerente de Vigilancia y Monitoreo de Servicios de Salud, Magda Machado, es restringir la automedicación, ya que una ruta es retenida por el establecimiento.

Recordó que, tras los casos de superbacteria KPC (Klebsiella pneumoniae carbapenemasas) registrados en el país en los últimos años, la ANVISA ha publicado una nota trata técnicos con la identificación, prevención y control de las infecciones relacionadas con la multi-resistentes a los microorganismos. Entre las unidades de salud es obligatoria la higiene de manos mediante el uso de alcohol en gel para los profesionales sanitarios y visitantes.

Francisca Silva, de 52 años, es representante del laboratorio y tiene miedo de contraer cualquier tipo de infección resistente a los medicamentos. Puedo tomar un cierto cuidado con la higiene porque yo trabajo en el hospital y por lo tanto son susceptibles a todo tipo de contaminación. Busco que me proteja de alguna de ellas, dijo.

El ama de casa Andrea da Silva Queiroz, de 34 años, tiene lupus, una enfermedad que compromete el sistema inmune, y también se preocupa por mantener hábitos como lavarse las manos con agua y jabón cuando asisten a los centros de salud. Creo que falta información sobre esta superbacteria. En los hospitales, es común ver a los folletos con las directrices sobre higiene de las manos, pero muchas personas no siguen.

Cleide Teixeira, de 39 años, es enfermera y trabajó durante 19 años en la misma unidad de salud. Además de la higiene de las manos, lleva guantes quirúrgicos desechables como una alternativa para protegerse y proteger a los pacientes a partir de microorganismos multirresistentes. Nosotros, los profesionales de la salud, estamos expuestos a cualquier enfermedad. Tenemos la obligación de evitar que los pacientes sean contaminadas, dijo.

Fuente: AGÊNCIA BRASIL